Recursos

Blogs, eBooks, Webinars, y más para ayudarte
a transformar tu negocio en la era digital.

3 riesgos del contenido en email marketing y cómo evitarlos

Posted by Alejandro Durán on 4/15/21 8:46 AM

iStock-1135769830

La personalización es clave para un email marketing efectivo. Según algunos estudios, la mayoría de los consumidores afirma que sólo interactuará con mensajes personalizados.

Aún así, muchas marcas luchan por lograr la personalización correcta y otras tantas caen en errores de automatización comunes que pueden desanimar a los compradores. A continuación, exponemos tres riesgos del email marketing en los que es fácil caer y cómo evitarlos.

Primer riesgo: la sobrepersonalización de tus mensajes

Todos hemos visto anuncios extremadamente personalizados, en especial aquellos que aparecen después de haber interactuado con un producto en la vida real.

A pesar de que repetidamente niega estar escuchando a escondidas tus conversaciones, Facebook, por no ir más lejos, ha sido blanco de severas críticas por la espeluznante orientación de sus anuncios basados en datos que la mayoría de los usuarios ni siquiera sabía que el gigante social estaba rastreando.

Cada día, más personas toman conciencia sobre la importancia de la privacidad de datos y, más aún, sobre sus derechos en esta materia. Saberlo todo de tus usuarios y personalizar su experiencia en consecuencia suena muy beneficioso, pero en realidad se puede ir demasiado lejos, al punto de contravenir los deseos de los consumidores y, por qué no decirlo, las regulaciones cada vez más severas y universales respecto a la protección de datos.

En su lugar, recomendamos ser transparente con los datos que se acopia, partiendo por invitar a los usuarios a optar por la recopilación de datos específicos, informándoles con detalle qué información se recopila y cómo se usa.

Si les pides que se suscriban para recibir mensajes o un newsletter, debes ser claro en indicarles lo que pueden esperar y, lo más importante, cómo pueden excluirse si así lo desean. Esto establece un nivel de confianza mucho mayor y demuestra que de veras tu objetivo es el interés y mejor experiencia de tus usuarios.

Segundo riesgo: escatimar en esfuerzos de retargeting

El retargeting es una técnica de marketing digital cuyo objetivo es impactar a los usuarios que previamente han interactuado con una determinada marca.

Por ejemplo: Un usuario entra en un e-Commerce dispuesto a hacer una compra, pero en el último momento se arrepiente y no lo hace. Cierra la sesión y sigue navegando por otras webs. De pronto, en los anuncios del sitio por el que navega aparece publicidad del producto que estuvo a punto de comprar. Pues bien, eso es el retargeting.

Mostrar anuncios de un producto que el cliente ya ha comprado, intentar vender más a un cliente que tuvo una mala experiencia o ser muy agresivo, son ejemplos de mal retargeting.

Evítalo sincronizando los datos de tus clientes en todos los canales. Elimina los silos entre tu base de datos de email, la orientación online y los datos de venta de los clientes, para que tengas una visión integral de su experiencia en cada punto de contacto y así puedas entregarles el contenido más útil y relevante.

La clave de esta estrategia es encontrar un identificador único, como la dirección de email del cliente, que te permita realizar un seguimiento de su comportamiento y preferencias en todos los canales.

Tercer riesgo: no sincronizar datos

Una de las formas más fáciles de hastiar a un cliente es mostrarle un anuncio de un producto que le encantaría y que, cuando hace clic para comprar, no esté disponible.

Asegurarte de que los datos de inventario estén sincronizados con tu plataforma de envío de anuncios es fundamental. De esta manera, puedes llegar a tu audiencia con anuncios personalizados y ofertas en tiempo real que efectivamente puedan convertir clientes, en lugar de generarles molestias, ganarte su rechazo o perjudicar la credibilidad de tu marca.


Nueva llamada a la acción

 

Suscríbase a nuestro blog

Suscríbase