Recursos

Blogs, eBooks, Webinars, y más para ayudarte
a transformar tu negocio en la era digital.

¿Por qué nadie hace clic en los mensajes que envías por email?

Posted by Alejandro Durán on 1/22/21 8:30 AM

pos03blog

Los especialistas en marketing no sólo tienen el desafío de conseguir que los clientes abran y lean sus mensajes. Necesitan que los clientes interactúen con su marca.

En ello radica la importancia de la tasa de clics de sus envíos, pues refleja qué tanto logran involucrar a sus clientes.

Las tasas de clics pueden ser abismalmente bajas. Pero no te desanimes, son muchas las razones por las que un lector puede no hacer clic en un enlace de tu mensaje:

  • El contenido no es relevante.
  • La copia es impersonal.
  • El CTA (llamado a la acción) es difícil de encontrar o hay demasiados.
  • La oferta no es atractiva para el receptor del mensaje.

Para comprender mejor el tema, nos parece oportuno ahondar en este concepto y precisar en qué se diferencia de la tasa de aperturas.

¿Qué es la tasa de clics?

La tasa de clics de un mensaje se calcula sobre la cantidad de usuarios a los que se envió un mensaje con un enlace a una llamada a la acción y mide cuántos de ellos efectivamente hicieron clic en dicho enlace.

También es posible medir la tasa de clics sobre aperturas (CTOR), que es una proporción, pues expresa qué porcentaje del total de personas que abrieron tu mensaje pasaron a hacer clic en un llamado a la acción. Por consiguiente, la tasa de aperturas necesariamente será mayor que la de clics porque las personas que abrieron tu mensaje dieron el primer paso y, de ellos, algunos darán el segundo: hacer clic en el link.

Dicho en forma sencilla, la tasa de apertura muestra sólo la cantidad de personas que abrieron tu mensaje.

Eso significa que la tasa de apertura por lo general se considera como una evaluación del asunto del mensaje, de su personalización, de la limpieza de datos y la popularidad de tu marca. En cambio, la tasa de clics muestra si los lectores consideran que tu contenido y tus ofertas son útiles y relevantes.

Mientras la tasa de apertura mide cuántos creen que vale la pena prestar atención a tu mensaje, la tasa de clics pone en evidencia que tu mensaje ha logrado que las personas ejecuten una acción.

¿Cuál sería un buen porcentaje de clics?

De acuerdo con estudios de diversas fuentes, la tasa de clics en mensajes promocionales segmentados o masivos alcanza un promedio de 2.5%. Algunas industrias, como las relacionadas a pasatiempos, medios de comunicación y gobierno, tienen tasas de clics de hasta un 4,5%.

Dicho esto, es importante establecer puntos de referencia a partir de tu propio desempeño, más que tomar los de otros en tu mismo rubro.

Considerando que los consumidores reciben cada día en sus casillas de correo muchos mensajes y anuncios de docenas de otros medios, ganar su atención es primordial.

Cómo mejorar tu tasa de clics

Si tus clientes no están abriendo tus mensajes es porque poco les importan. Así de directo y simple.

Eso quiere decir la oferta que les enviaste no les gustó, que su contenido no les pareció relevante, que se encontraron con un mensaje impersonal o con algo que les pareció spam.

Entonces, ¿Cómo revertir este escenario desfavorable?

a) Segmentando

Gestiona bien tu base de datos de clientes para agrupar a contactos con atributos similares. Al segmentar tu base de contactos, puedes enviar contenido adecuado a estos grupos más pequeños que, en conjunto, encontrarán interesante.

b) Personalizando el contenido

A nadie le atraen las ofertas irrelevantes, ni siquiera de su marca favorita. En la era del marketing basado en las personas, los clientes esperan que el contenido se adapte a sus necesidades y deseos. Por eso es imperativo aprovechar sus datos y complementarlos con datos demográficos de terceros para comprender mejor a los clientes y enviarles recomendaciones y contenido personalizado.

c) Mejorando tu llamado a la acción

Asegúrate de que tu llamado a la acción (CTA) sea claro, para que tus clientes sepan exactamente qué se les pide que hagan. Considera como alternativa agregar más enlaces para dar a los clientes más oportunidades de hacer clic.

d) Desechando todo contenido irrelevante

Asegúrate de que el cuerpo de tu mensaje incluya sólo lo esencial, aplica creatividad a su texto e imagen y omite todo lo que sobre. Haz que tu mensaje tenga un propósito claro y que todos los elementos conduzcan a los clientes a hacer clic en el CTA.

e) Reconquistando a los clientes

Tus seguidores se caerán y tu lista se verá erosionada. Es en ese punto que debes echar mano a las campañas de recuperación. Motiva a los clientes a regresar (y a hacer clic en tus mensajes) con una oferta atractiva.

f) Aprendiendo de experiencias pasadas

Cada mensaje que envías es una oportunidad para aprender, no sólo para comunicar y lograr conversiones. Revisa las métricas y saca conclusiones, establece qué funcionó y qué no, con quiénes y cuándo. Esa experiencia es aprendizaje que permitirá mejorar tu tasa de clics.

g) Probando, probando y… probando

Mandar un mensaje, cruzar los dedos y rezar es parte del pasado. Para qué hacerlo si antes puedes enviar dos versiones de tu mensaje a dos pequeños segmentos de tu base total y evaluar cuál obtuvo mejor resultado para enviarlo al resto de la base.

Las bajas tasas de clics pueden ser frustrantes. Afortunadamente, utilizando las técnicas adecuadas y los datos correctos, se las puede revertir.

Nuevo llamado a la acción

Tags: Masivos, Actuar, Email Marketing

Suscríbase a nuestro blog

Suscríbase