MasterBase®

Mejore sus tasas de apertura utilizando preencabezados

Posted by Andrea Ossa

11/16/15 1:13 PM

¿Sabía usted que el preencabezado -texto que se muestra justo bajo el asunto del mensaje- es uno de los tres primeros elementos que ve un suscriptor en su bandeja de entrada?

Este corto y sencillo grupo de caracteres que aparece justo bajo el asunto ha ido adquiriendo cada vez mayor protagonismo, a medida que los dispositivos móviles han ganado más y más terreno.

¿Qué es un preencabezado?

Un preencabezado es el breve resumen que acompaña a la línea del asunto y salta fácilmente a la vista en la bandeja de entrada. 

Muchos gestores de correo, tanto en dispositivos móviles como de escritorio, lo usan para reforzar el contenido central de su mensaje con información adicional que incite su apertura.

A continuación, un ejemplo de cómo se visualiza en Gmail:

 

¿Por qué optimizar su preencabezado es tan importante?

Como ya se ha dicho, la principal función del preencabezado es complementar el asunto del mensaje.

Teniendo un objetivo tan definido, es curioso constatar que muchas campañas no se configuran adecuadamente para aprovechar esta funcionalidad.

Esto provoca que aparezca por defecto un texto estándar que, por norma general, suele ser la oración “Si no puede ver este email correctamente, haga clic aquí”, lo que hace que se pierda todo el sentido de esta función.

Está comprobado que los preencabezados efectivos aumentan la tasa de apertura de los mensajes. Por tal motivo hemos preparado este listado de consejos básicos que le ayudarán a sacar ventaja de su uso.

1) Los preencabezados son utilizados por los lectores como una herramienta de "escaneo".

Junto con la línea de asunto, el texto del preencabezado es lo primero que los suscriptores ven cuando reciben su mensaje electrónico.

Son estos dos elementos los que utilizan para decidir si proceden o no a abrirlo. Y, sin apertura, es imposible conseguir que la gente haga clic y ejecute la acción de conversión deseada (realizar una compra en su sitio web, por ejemplo) .

2) Los preencabezados pueden convertirse en un mensaje subliminal.

Connotados exponentes del email marketing, como Dela Quist, de la agencia británica Alquimia Worx, han teorizado sobre el impacto que tienen las líneas de asunto sobre los lectores.

Ellos postulan que el asunto de un mensaje actúa como una pieza de publicidad de una línea en la bandeja de entrada:

“Sin necesidad de abrir el mensaje que usted les ha enviado, la gente lee el asunto. Lo quiera o no, éste construye (o destruye) su marca en la bandeja de entrada, lo cual basta para que el lector cree una asociación psicológica entre el asunto y su marca. En el largo plazo, se establece una relación cognitiva entre el lenguaje que utiliza y la percepción que los clientes tienen de su empresa”.

Si éste es el caso para las líneas de asunto, puede aplicarse también a los textos del preencabezado. Si un suscriptor puede leer su línea de asunto, debe leer además el comienzo de su preencabezado.

¿Cómo optimizar los preencabezados para mejorar la tasa de apertura?

1) Corto y simple, para asegurar su visualización en distintos dispositivos

La longitud de texto del asunto o preencabezado que se visualice depende en gran medida del dispositivo y del gestor de correo electrónico que el lector utilice.

Incluso en un computador de escritorio, la cantidad de caracteres del preencabezado que es visible depende de la amplitud con que el lector haya configurado su monitor.

¿Entonces, qué tan largo debe ser el preencabezado?

Para entregarle algunas directrices aplicables a distintos dispositivos, aquí le dejamos el conteo de caracteres de algunos de los prestadores de mensajería electrónica más populares (Gentileza de Litmus)

En términos generales, mantenga el texto del preencabezado entre 40 y 50 caracteres. En la mayoría de los dispositivos, esto es espacio suficiente para decir algo significativo y convincente, pero desplegable en su totalidad.

2) Realice pruebas de visualización.

Le aconsejamos que intente con diferentes tipos de preencabezados hasta elegir cuál encaja mejor con su envío. También recuerde ajustar el texto a la solución que mejor se visualice.

3) Tenga presente los dispositivos móviles.

No olvide hacer pruebas para los dispositivos móviles ya que en ellos se visualiza casi siempre independientemente del gestor de correo que se utilice.

4) Mostrar u ocultar su preencabezado en el cuerpo del mensaje

Éste es un tema primordial a considerar.

Por defecto, el texto de preencabezado no sólo aparece en la bandeja de entrada junto a la línea de asunto, sino que también se visualiza en la parte superior del cuerpo de su mensaje, compitiendo con los textos legales que todo envío debería tener.

Muchas veces, al situarlo en la parte superior, este texto interfiere con el diseño que usted tiene pensado enviar a sus clientes, convirtiéndose en una incomodidad.

Dado que la función principal del preencabezado es propiciar la apertura del mensaje, probablemente éste no necesita ser un elemento destacado dentro del diseño de su campaña.

De hecho, lo que recomendamos es efectivamente ocultarlo de la vista, para garantizar que los lectores se concentran en los aspectos más importantes de su campaña.

Esto es posible. Para ello, le aconsejamos que revise este simple paso a paso.

Aunque escoja un texto breve y discreto u ocultarlo por completo, hay elementos más importantes dentro su campaña que debe destacar. Por lo tanto, asegúrese de que el preencabezado no sea un objeto de distracción.

En conclusión:

El uso de preencabezados en sus campañas de email marketing puede proporcionar a sus suscriptores esa información adicional que necesitan para alentarlos a hacer clic y ejecutar la acción deseada.

Utilice las mejores prácticas y la información que le hemos proporcionado en este artículo para optimizar los preencabezados de sus campañas. Le aseguramos que verá resultados positivos.

Topics: Masivos

MasterBase® eBook