Bienvenido a nuestro Blog

Mandar o no mandar más emails: Esa es la pregunta

Posted by Alejandro Durán on 8/13/14 9:54 AM

Muchos sufren con este tema. ¿Cuántos emails se deben enviar a un mismo destinatario?... y, específicamente, el mismo día.

Un email al día está bien, dos emails al día es demasiado. ¿Es así?

Enviar varios mensajes de email en un día no necesariamente significa dar un "paso en falso" en email marketing.

Screen_Shot_2014-08-11_at_12.31.58_PM¿Es acaso un gran pecado que las empresas envíen más de un email al día? Expertos señalan que la respuesta puede ser una sorpresa. 

Ante esa consulta, la mayoría de los gerentes de marketing constestaría: "Creo que es demasiado".

Sin embargo, en el mundo del email marketing esto no tiene por qué ser considerado como un "paso en falso" o un error. De hecho, a continuación exponemos cuatro situaciones en las que los marketeros deberían aumentar su frecuencia de envío de emails, así como dos casos en los que es preferible contenerse. 

Envíe más de un email si...

1. Sus clientes están preparados para comprar

Cuando se sabe que los clientes están dispuestos a comprar, los marketeros deben aumentar su frecuencia de envío.

Según opiniones autorizadas, el acelerar la frecuencia de mensajes en esta etapa puede evitar que los clientes potenciales se vayan con los competidores. El enviar alertas sobre temas específicos, tales como cambios en los precios, señalan, puede ayudar a los marketeros a retener al cliente e, incluso, hacer crecer el negocio.

Del mismo modo, un aumento en el volumen de mensajes de productos relacionados, puede ayudar a convencer a los prospectos que están interesados, ​​pero indecisos, a comprometerse a una compra. 

Se recomienda el uso de datos de su CRM para gatillar estos mensajes. Esto debería permitir a los marketeros enviar el contenido correcto a las personas correctas en el momento correcto.

2. Usted ha segmentado su lista

El número de mensajes que los clientes prefieren recibir varía. La segmentación puede ayudar a los marketeros a determinar la frecuencia más adecuada de mensajes, para grupos específicos de clientes.

Los expertos indican que es esencial que las empresas determinen el umbral de emails que sus clientes puedan y deseen recibir.

Al hablar de segmentación, la enfocamos, por ejemplo, en 3 segmentos. a) Casuales: Aquellos que abrieron al menos un email en los últimos seis meses; b) Promedios: Aquellos que abrieron al menos un email en los últimos tres meses (o que se han suscrito en los últimos dos meses), y c) Adictos: Aquellos que abrieron casi todos los emails enviados.

Los vendedores catalogan a los suscriptores en un grupo, de acuerdo a determinados factores, por ejemplo, las tasas de apertura. Cada factor se construye sobre los otros y da a a los marketeros una visión más holística de cada suscriptor de email, lo que ayuda a determinar la frecuencia de emails específica para cada grupo.

Así podrá definir sus frecuencias: a los "casuales", envíeles una vez por mes, a los "promedios", emails semanales, y, en el caso de los "adictos", la frecuencia puede incluso sobrepasar un envío diario.

Determinar el umbral de cada segmento le dará la confianza de que su marca no va a agobiar a los "adictos" al email por recibir más de uno al día.

No se trata simplemente de ideas preestablecidas como que "un email al día está bien y dos es demasiado", sino de conocer a sus clientes y saber lo que desean.

3. Es el día de la madre o Navidad

Millones de consumidores celebran esas fechas (u otras, dependiendo del país) gastando grandes sumas de dinero. A menudo, los marketeros se hacen parte de esas festividades a través del envío de varios emails durante esos días. 

Para ellos resulta muy efectivo probar diferentes fechas de envío de emails, como una forma de rentabilizar estas fechas.

En estos casos, se aconseja cuatro mensajes al día: Antes de la jornada de trabajo, antes de almuerzo, antes del término de la jornada y después de la cena, siendo el primero y el último los más importantes.

4. Sus clientes reaccionan ante la idea de escasez

Después de promocionar la compra de un producto o categoría en particular, se recomienda enviar comunicaciones que gatillen en los clientes el "sentido de urgencia", enviándoles mensajes del tipo "extensión de venta" o "última oportunidad". 

 

No envíe más de un email si...

1. Sus clientes están haciendo grandes compras

Hay ciertas compras, como la de una casa o un vehículo, cuya decisión se toma con calma y tiempo. En tales casos, una frecuencia de envíos muy alta puede generar el rechazo del potencial comprador.

Cuando se les bombardea con varios emails al día, se obtiene una mayor tasa de opt-out.

2. Sus clientes no están recibiendo sus mensajes

Enviar emails a clientes que no están recibiendo sus mensajes, carece de toda lógica. Esta es otra razón por la que es fundamental que mantenga sus listas de contacto limpias (de procedencias confiables) y actualizadas.

 

Optimización del Tiempo y Frecuencia

Tags: MasterBase ST, Masivos