Bienvenido a nuestro Blog

Llegar a la bandeja de entrada: los 5 factores del éxito en la entregabilidad

Posted by Andrea Ossa on 11/16/15 12:57 PM

Sepa cómo MasterBase® le ayuda a alcanzar la bandeja de entrada de sus contactos y qué tan clave es el rol que su empresa juega en ello.

Revisamos los factores de éxito más críticos que determinan la entregabilidad de sus mensajes. 

blog4-1.png

Tal vez piense que la clave del éxito en una campaña de email marketing está en factores como un asunto atractivo, un llamado a la acción eficaz e, incluso, un diseño innovador y responsivo.

Sin duda, éstos son indicadores relevantes para evaluar el impacto de una campaña, sin embargo pasan a segundo plano cuando consideramos la importancia de la entregabilidad. Si el mensaje no es recibido en la bandeja de entrada de sus contactos, todos los esfuerzos anteriores quedan en nada.

Queremos contarle cómo MasterBase® juega un papel fundamental en la entregabilidad de sus mensajes y cómo usted puede colaborar en esta importante  misión.

A continuación, exponemos los 5 factores que determinan la entregabilidad de un mensaje:

  1. Reputación: Ésta es la parte difícil de lograr, pero no se preocupe porque nos corresponde a nosotros como proveedores de servicios de email. Una buena reputación de cara a los ISP (Yahoo, Gmail, Hotmail, etc.) sólo se logra siendo consecuente en el tiempo, enviando mensajes adecuados a audiencias que manifiestan su interés en recibirlos. En MasterBase® trabajamos hace 14 años cuidando nuestro prestigio ante los ISP, cumpliendo con todos los estándares tecnológicos para lograr que más de 600 millones de envíos lleguen cada mes a la bandeja de entrada de los destinatarios, lo que nos convierte en verdaderos aliados en el éxito de las campañas de nuestros clientes. Venir operando con integridad desde hace tantos años, nos ha ganado un nombre serio en el mercado y el reconocimiento de los ISP, lo cual nos permite asegurar que no enviamos, sino que entregamos mensajes.
  2. Autenticación: Éste es el aspecto más técnico de este listado y tiene que ver con una serie de validaciones, tanto en el mensaje como en los remitentes de los envíos, cuyo cumplimiento nos pone a la vanguardia de la industria y de las exigencias de los principales ISP, quienes han ideado estas validaciones para hacer frente al spam y al phishing. Tres son las principales validaciones y, si trabaja con nosotros, es casi seguro que ya ha escuchado sobre ellas:

    1. Sender ID y SPF: son métodos de autenticación basados en la IP. Con esta metodología, el remitente especifica qué IPs están autorizadas a enviar mensajes desde un dominio en particular.Cuando un remitente solicita una conexión desde el ISP, éste verifica que la dirección IP del servidor que está enviando el mensaje, tiene permiso para hacerlo desde el dominio que aparece como remitente.
    2. Domain Key y DKIM: es una autenticación basada en criptografía. El enviador del mensaje agrega una firma digital (una clave) en el encabezado del mensaje, que sólo puede ser verificada por los ISP. Éstos detectan el nombre del dominio que envía y su firma digital y realizan una búsqueda de DNS para comprobar que la firma digital es auténtica.
    3. Dmarc: es una de las más recientes validaciones impulsadas por los grandes ISP para asegurar la validez de los mensajes y se basa en una alineacion del identificador, que comprueba el SPF y DKIM  del mensaje, como parte de un proceso de verificación más robusto que sus componentes por separado.

Sobre este tema, cabe destacar un estudio hecho por Gmail el año 2013. En él se estableció que el 91.4% de los envíos autentificados en ese ISP provenían de enviadores que habían adoptado una o más de estas validaciones.

  1. Relevancia: Es también uno de los aspectos clave y estratégicos. Pero en este caso es su empresa la encargada de velar por que sus mensajes sean lo más relevantes posibles para sus clientes. Una estrategia de email marketing que no se centra en la relevancia, es como la crónica de una muerte anunciada, ya que desencanta a sus contactos, satura sus comunicaciones y genera rechazo a sus envíos, y, en el peor de los casos, sus comunicaciones son marcadas como spam. La relevancia, al igual que la reputación, son aspectos estratégicos que se construyen en el tiempo; sin embargo, hay formas sencillas de medir la relevancia, por ejemplo, indicadores como CTO (Click to Open) y CTR (Click through rate) que reflejan qué tan activa fue la participación de sus contactos respecto a su mensaje. Le recomendamos no conformarse con las aperturas, sino buscar siempre motivar una acción en su mensaje, para confirmar que hay un interés real en sus comunicaciones. Hay que ir paso a paso, campaña por campaña, aprendiendo de sus contactos y cómo deleitarlos con mensajes relevantes.

    En la actualidad, los ISP monitorean el comportamiento de los contactos sobre los mensajes y a través de complejos algoritmos pueden ir estimando el destino de futuros mensajes de una empresa. En concreto, si un ISP detecta que uno de sus envíos fue marcado como spam por un número considerable de contactos, el resto de los envíos de esa misma campaña (y, potencialmente, de las futuras) caerá en la bandeja de no deseados. Es decir, se basan en el comportamiento de sus usuarios para aplicar medidas de protección anticipada.
  1. Asunto y diseño: Éste quizás es el aspecto más glamoroso de la entregabilidad, pero también es el más cosmético. Es muy sabido que hay que tener cuidado con las palabras que se utiliza en los asuntos y con el contenido mismo del mensaje. Existe mucho material de ayuda sobre este punto en nuestro blog. Además, recomendamos enfáticamente utilizar formatos de plantillas responsivas que se puedan adaptar a los diferentes dispositivos actuales (móviles, tablets, equipos de escritorio).
  1. Depuración de las bases de contactos: Otra importante arista de la entregabilidad: Es fundamental revisar continuamente las métricas de sus campañas para eliminar los contactos que generan rebotes duros, así como obtener el permiso de cada nuevo contacto que incorpore a sus registros en MasterBase®. De esta forma su empresa se asegura de trabajar con una base vigente y con permiso. Para velar por esta buena práctica, los ISP han desarrollado diferentes técnicas, tales como el uso de “trampas de spam: Cuando algunas casillas de su propio dominio -que están obsoletas o en desuso- muestran una repentina actividad, deducen que se está haciendo envíos a bases compradas y desactualizadas. En tales casos también generan mecanismos de bloqueo a futuros envíos.

La entregabilidad es la puerta de acceso para sacar el máximo provecho a su estrategia de email marketing. Una poderosa alianza entre el emisor (su empresa) y el enviador (MasterBase®) contribuye a un resultado exitoso.

Visite nuestro Portal de clientes para continuar aprendiendo y mejorando sus resultados.

Tags: Masivos