Recursos

Blogs, eBooks, Webinars, y más para ayudarte
a transformar tu negocio en la era digital.

Cómo perder el temor a las pruebas A / B

Posted by Alejandro Durán on 1/23/20 9:13 AM

iStock-1076637176

El realizar pruebas A/B en email marketing es una de esas cosas que recibe grandes aprobaciones, pero solo una minoría de personas lo hace.

¿Por qué?

En una encuesta realizada por Yesware registró que el 42.9% de los encuestados dijo que no saben qué probar y el 19% sintió que carecían de las herramientas para realizarlo. Sólo un 7% dijo que no era relevante realizar pruebas.

Entonces, sin lugar a duda que no se sabe bien qué probar, por eso es importante destacar reglas básicas al momento de generar pruebas;

  1. ¿Qué cosa estoy probando?
    Para comprender lo que realmente está impactando tus resultados, es mejor probar solo una cosa a la vez.

    Por ejemplo, si estabas comparando dos líneas de asunto diferentes, deberías mantener el cuerpo del mensaje de email igual. Si un mensaje superó al otro, puede ser difícil saber si la diferencia se debió a la variación en la línea de asunto o lo que se escribió en el cuerpo del mensaje.

  2. ¿Tengo suficientes registros para saber que el resultado es significativo?
    Debido a que deseas asegurarte de que tus resultados sean lo más estadísticamente significativos posible, las pruebas A / B son perfectas para mejorar los mensajes que se envían a muchas personas. Intentar apuntar a un mínimo de 100 contactos (50 obtener para la versión A, 50 obtener para la versión B) es una buena cantidad para partir are.

  3. Cuáles son las métricas que miden el éxito Aquí existen 3 opciones;
    a. Tasa de apertura; qué variación tuvo mayor tasa de aperturas.
    b. Tasa de clics; qué variación generó mayor interacción a través de clics
    c. Tasa de conversión; que variación logró el objetivo final, que las personas hicieron lo que deseaba como objetivo principal el mensaje (participar en un evento, bajar un ebook, comprar, etc.)

Otras pruebas A / B podrían aplicarse hipotéticamente a las tres métricas. Al probar el mejor momento para enviar, por ejemplo, ¿cómo mediría el éxito? ¿Debería ser el mensaje el que recibe más aperturas, respuestas o clics generales?

Aquí algunas ideas de qué probar, para ese 42% que dijo no saber que hacer;

  1. Para mejorar las tasas de apertura

    Asuntos: Por lo genera los más populares y fáciles de realizar para mejorar las tasas de aperturas son los asuntos. Más efectivos ya que las personas lo primero que ven para saber si abren o no un mensaje es el asunto (además del remitente ; quién lo envía) y fácil, ya que no hay que entrar a cambiar diseños, textos o formatos del cuerpo del mensaje, todo eso se mantiene igual es solo el asunto el que cambia. Aquí diferentes formas de probar asuntos

    1.a: Asuntos largos vs cortos

    Si tu asunto suele tener más de 50 caracteres, esta es una buena oportunidad para que pruebes tu línea de asunto. Podrías cortarla en la bandeja de entrada de tu cliente potencial.

    El iPhone solo muestra 35-38 caracteres en modo vertical (en comparación con 80 en horizontal). Y el Galaxy S4 restringe aún más los asuntos, mostrando solo 33 caracteres en modo vertical.

    1.b: Capitalizar todas, una o ninguna palabra de tu asunto

    Estudios han demostrado que un asunto totalmente capitalizado resultó en tasas de apertura ligeramente más altas que el promedio.

    Utiliza una campaña de prueba dividida para descubrir qué funciona mejor; envíe una línea de asunto del caso de título a la Campaña A y una minúscula a la Campaña B.

    1.c: Personalizar el asunto

    Probar dos asuntos diferentes, uno genérico y otra con un campo personalizado que personaliza el mensaje al destinatario. Algunas variantes para probar:

    • Agregar y omita la palabra "usted". → Cómo usted puede ganar en 2020 / Cómo ganar en 2020
    • Incluir el nombre del destinatario → Pregunta rápida, {! Nombre} / Pregunta rápida (En MasterBase puedes personalizar todo lo que deseas, no sólo el nombre con campos personalizados y SmartData)
    • Mencione el rol / ocupación de tu destinatario → A los representantes de ventas les encanta esto / A la gente le encanta esto
    • Utiliza el nombre de su empresa → {! Mi compañía} + {! Su compañía} = {beneficio} / {! Mi compañía} = {beneficio}

  2. Para mejorar la tasa de clics;

    2.a: Contenido. Diferentes tipos de formatos de contenido

    ¿Tus contactos prefieren ver, escuchar o leer los materiales que les envías?

    Saber qué formatos de contenido obtienen la mayor cantidad de clics te dará una mejor idea de los tipos de recursos que debe compartir con prospectos similares en el futuro. Intenta generar:

    • eBooks versus videos explicativos
    • Podcasts vs publicaciones de blog
    • Páginas web vs PDF

    2.b: Llamados a la acción

    Esta es la parte de tu email donde pides a tu destinatario que responda. La razón específica para que lo hagan podría ser casi cualquier cosa: programar una demostración, confirmar que asistirán a un evento, etc.

    El tamaño, texto, ubicación, color, son factores relevantes a la hora de evaluar si un llamado es mejor que otro.

    Lo mejor es ir probando diferentes llamados (uno a la vez por prueba AB) e ir midiendo el grado de influencia en los clics generados. Probar sólo el color, texto o ubicación e ir mejorando en futuras campañas.

  3. Para mejorar las conversiones

    3.a: Mensajes más largos o más cortos

    ¿Se pueden escanear y digerir tus mensajes en 8 segundos? De lo contrario, podría estar perdiendo la atención de tus destinatarios.

    3.b: Niveles de personalización

    Se ha convertido en la norma para los mensajes de email de ventas y marketing incluir campos personalizados como nombre, nombre de la empresa y cargo. Si ese es tu método estándar de personalización, ve un paso más allá y observa qué sucede cuando habla de los intereses, pasatiempos o puntos personales de dolor de alguien.

    Pruebas AB en MasterBase®

    La funcionalidad de prueba A/B en MasterBase® permite programar tres envíos: los dos primeros son dos versiones del mismo mensaje, denominadas pruebas A y B, cuyo desempeño es evaluado por el sistema en base a condiciones establecidas, para luego desencadenar el tercer envío al resto de los contactos con la versión que resultó mejor evaluada.

Las versiones A y B se envían a un máximo del 25% de la base (cada uno), mediante la aplicación de un filtro que determina los respectivos segmentos A y B en forma aleatoria.

La programación define el tiempo de espera para analizar los resultados de la prueba y desencadenar el envío masivo al universo restante de la base (segmento C).

Por ser resultados de un filtro, los segmentos son excluyentes: un contacto sólo estará en uno de ellos.

Mayor información ver aquí


Nuevo llamado a la acción

 

Tags: Actuar, Email Marketing

Post más populares

Ebook-caluga
webinar caluga

Suscríbase al blog

Suscribirse

Suscríbase a nuestro blog

Suscríbase