Bienvenido a nuestro Blog

7 ideas erróneas en entregabilidad que deben ser aclaradas

Posted by Alejandro Durán on 7/1/15 10:19 AM

La entregabilidad es la base de cualquier programa de email marketing. 

¿De qué sirve elaborar las mejores piezas creativas si no es capaz de llegar a la casilla de correos de sus destinatarios? 

7 ideas erróneas en entregabilidad que deben ser aclaradas

A continuación, 7 ideas erróneas en la entregabilidad que
deben ser aclaradas
 

1. No importa ser catalogado como spam, siempre puedo seguir enviando mensajes.

Las personas le marcan como spam generalmente porque el mensaje que recibieron no les entrega ningún valor. Incluso, muchos creen que es la forma de desuscribirse a sus envíos.

Continuar enviando mensajes a este grupo de personas puede generar un gran daño a su marca, dado que la gente, en un medio tan personal e invasivo como éste, al recibir algo no deseado ni, menos, solicitado, dejará de comprarle y puede, incluso, demandarle.

Por otro lado los ISP (Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.) pueden penalizarlo y cerrarle sus puertas. Los tres ISP mencionados manejan el 80% de las direcciones de correo en el mundo.

2. Los suscriptores leen y entienden mi política de privacidad.

La política de privacidad es vital al solicitar envío de mensajes en su sitio web. Si no la posee, constrúyala lo antes posible.

Ahora, si bien es bueno tenerla, tenga presente que no todos la leen. Por eso, comunique de forma bien destacada siempre,qué hará con los datos solicitados en cada formulario que pida completar en el email.

3. Al enviar mensajes a través de un enviador mi empresa y dirección IP se esconden y es el enviador quien se expone.

Los ISP son capaces de separar al enviador del mensaje del autor (su empresa). Si usted contrata los servicios de envío a través de un enviador y éste último envía spam, el daño y la penalización de los ISP también se traspasará a su marca y a su IP.

No hay forma de esconderse si desea enviar spam.

4. Si invierto en publicidad en los ISP, mi efectividad en la entregabilidad mejora.

No existe ninguna relación entre la inversión publicitaria que usted puede realizar en Google con la efectividad de las entregas de mensajes a las casillas de Gmail. Lo mismo para Hotmail y Yahoo.

Si envía spam y lo bloquean es porque está haciendo mal uso del permiso de sus destinatarios, lo cual no tiene nada que ver con lo que invierte en sus páginas o buscadores.

5. No es ilegal, entonces puedo hacerlo.

No es ilegal teñirse el pelo de muchos colores, pero sin duda no es una buena presentación para una entrevista de trabajo.

Lo mismo aplica en la entregabilidad. No es ilegal arrendar o comprar bases de contactos, ni es obligatorio tener el permiso previo de sus contactos para llenarlos de promociones, pero sin duda no es una buena idea si quiere tener una relación de largo plazo, si no desea dañar su marca o ser marcado como spam.

Trate a sus contactos con respeto, envíeles mensajes relevantes y será recompensado con buenos resultados para su empresa en el mediano y largo plazo.

6. Los ISP no pueden bloquear mis envíos porque soy una marca importante.

Los criterios que utilizan los ISP para bloquear mensajes no tienen ninguna relación con el rubro, nombre o posición de su empresa en el mercado.

A los ISP no les importa cómo se llame su empresa, lo que hace, ni el poder que su marca pueda tener en el mercado. Sólo les interesa que no envíen spam y quienes lo hacen, son penalizados.

7. Mientras más grande sea la base de contactos, más ventas obtendré.

La idea de “más es mejor” no aplica aquí. El volumen de su lista de contactos puede jugar en contra. Muchos de los contactos de su base pueden tener datos desactualizados o haber perdido interés en sus comunicaciones.

Mientras mayor “grasa” de contactos usted posea, mayor es el riesgo que la gente pueda marcarlo como spam, lo que perjudica su reputación online y, por ende, su entregabilidad.

 Baje el eBook: eBook de la Entregabilidad

 

Tags: Masivos

Post más populares

Gestionar
Webinar

Suscríbase al blog

Suscribirse

Suscríbase a nuestro blog

Suscribase