Recursos

Blogs, eBooks, Webinars, y más para ayudarte
a transformar tu negocio en la era digital.

6 tácticas de personalización en email marketing que debe evitar

Posted by Alejandro Durán on 12/18/19 12:25 PM

iStock-914788012-1

Hasta hace no mucho tiempo, los especialistas en marketing creaban un mensaje y lo enviaban a su lista completa.

Este método de lotes y envíos explosivos fue ineficaz, impersonal y contribuyó muy poco a impulsar la lealtad de marca.

Más tarde, comenzaron a usar datos demográficos básicos para segmentar las audiencias. Esta opción fue una gran mejora.

Algunas marcas se quedaron en esa fase, pero los marketeros más innovadores buscaban más.

En la actualidad, las marcas exitosas utilizan un método poderoso y altamente efectivo conocido como la personalización uno a uno.

Utilizando datos sofisticados, los profesionales del mercado se dirigen a las personas adecuadas, en el momento oportuno y con un mensaje cuidadosamente adaptado a sus necesidades y experiencias. Hoy están muy satisfechos: obtienen grandes ingresos y ven incrementarse el compromiso.

Ahora bien, todo marketero desea atraer a su público objetivo con la experiencia más relevante y personalizada posible. Después de todo, así es como las marcas crean una experiencia de compra única y memorable; una que logre que su cliente se sienta valorado.

Pero algunos de estos especialistas no están consiguiendo los resultados saludables que esperaban con sus esfuerzos de personalización. Y probablemente haya una buena razón para ello.

Para ayudarte a ahorrar tiempo y presupuesto, te dejamos a continuación 6 tácticas de personalización que definitivamente debes erradicar de tu estrategia:

  1. Personalización basada en búsquedas de baja frecuencia

    BUna búsqueda única o varias búsquedas relacionadas en un breve rango de tiempo por un potencial cliente, no es razón suficiente para que los marketeros realicen una campaña de personalización, especialmente a largo plazo.

    ¿Por qué? Porque, por ejemplo, puede tratarse de una persona que compra un producto para bebé para obsequiar a su sobrina que acaba de tener su primer hijo, y es muy probable que no le interese recibir ofertas de productos de bebé. El contexto es clave.

  2. Envío de promociones sin contexto

    Hablando de contexto... ¿Alguna vez has anhelado mucho un artículo y esperado pacientemente la mejor oferta para comprarlo? ¿Y alguna vez recibiste, justo después de comprar, una promoción con una oferta mucho más conveniente?

    Nada es más frustrante para un comprador que piensa sólo en el precio de compra, y este error sin duda no sólo implica perder una venta, sino también perjudicar la imagen de tu marca.

    Tener en cuenta el contexto en tu estrategia de personalización garantizará que las ofertas que promuevas sean relevantes para el comportamiento del comprador.

  3. Dependencia exclusiva de la orientación por ubicación

    Digamos que estás de vacaciones en Maui y buscas en Google "el mejor restaurante de mariscos de Maui". Recibes un listado, lees algunos comentarios, eliges un lugar y disfrutas. Fue una gran experiencia, pero eso no significa que quieras continuar recibiendo información sobre los mejores restaurantes de mariscos en Maui.

    De hecho, puede que te moleste recibir esta información si tus idílicas vacaciones ya están por terminar.

    La orientación por ubicación es un enfoque eficaz, pero debería ser sólo el comienzo de tu estrategia. Hay muchas maneras de segmentar tus listas, incluida la edad y la información demográfica básica.

    Investiga más a fondo y ten en cuenta el historial de compras de tu cliente o su nivel de actividad con tus promociones y otras campañas de marketing. Estas nociones basadas en datos fortalecerán radicalmente la relevancia de tus mensajes.

    Sugerencia: si después de 30 días tus esfuerzos de reorientación no logran convertir a un cliente, entonces detente. Continuar las comunicaciones podría dañar la percepción del cliente sobre tu marca.

  4. Ser demasiado personal

    Incluso si conoces toda la información posible sobre un suscriptor, sólo usa dos o tres datos en un mismo mensaje personalizado. Más que eso, podrías alarmar a tu contacto. Nadie se siente cómodo frente a un tercero que maneja tanta de nuestra información personal y de hábitos.

  5. Demasiado personal demasiado pronto

    No te presentes ante un nuevo contacto que ya ha dado muestras de saber exactamente cuál es tu empresa. Es una aproximación muy cercana al acoso.

    En cambio, comienza simplemente usando su nombre. En la próxima comunicación puedes intentar con un detalle personalizado diferente.

    Como regla general, no personalices las acciones hasta que la relación entre tu marca y el suscriptor esté consolidada.

  6. Uso de información personal que no ha sido revisada

    Usar la información recopilada en un simple formulario de generación de prospectos es un movimiento peligroso. ¿Qué pasa si un suscriptor accidentalmente escribió mal su nombre?

    Todos tus mensajes personalizados se referirán a ellos de manera incorrecta, lo que es molesto y despoja a tu marca de su intento de ser "genuino".

    Aquí recomendamos utilizar MasterBase® SmartData, que te ayudará a homologar datos, corregirlos y llegar a los clientes de mejor forma, a un nivel de personalización más focalizado y minimizando posibles errores de tus datos (más información aquí).

    Los datos son poderosos, pero también vienen con un gran conjunto de responsabilidades. Si vas a utilizar datos para impulsar tu estrategia de marketing (un verdadero imperativo), respeta los límites. No cruces la delgada línea que separa tu intención de vender y los derechos individuales del potencial cliente.


Nuevo llamado a la acción

 

Tags: Gestionar

Suscríbase a nuestro blog

Suscríbase