MasterBase®

3 campañas de retención que me convencieron de hacer clic

Posted by Alejandro Durán

1/18/18 8:31 AM


pic3.jpg

Una cosa es conseguir un nuevo suscriptor, pero otra es mantenerlo. Éste es el objetivo de los mensajes directos y personalizados a través de canales como el email: retenerlos. Las llamadas campañas de retención contribuyen a mantener a sus suscriptores, o a sus clientes, comprometidos.

Existen varias estrategias para mantener el interés de las personas, del mismo modo que existen diferentes maneras en que las personas pueden desuscribirse.

Obtendrá mejores resultados si personaliza sus mensajes en función de la situación de cada suscriptor. Por ejemplo, querrá hablar con alguien que nunca ha abierto sus mensajes de una manera diferente a como lo haría con un cliente habitual.

Los marketeros manejan su propia nomenclatura para denominar a estos diferentes tipos de campañas vía email. Y, aunque no es nuestra intención abrumarlo con terminología, creemos útil que comprenda cómo se puede usar cada una de ellas.

Campañas de bienvenida como campaña de retención

Los nuevos suscriptores generalmente reciben "mensajes de bienvenida", a veces conocidos como "mensajes de incorporación". Estos hacen exactamente lo que parece que hacen. Reciben personas en su lista. Los mensajes de bienvenida más inteligentes también lo invitan a realizar una acción, generalmente para dar el siguiente paso y convertirse en cliente. Los profesionales del marketing no quieren que se registre y luego se olvide de ellos.

Se puede apreciar en estos dos ejemplos, de Chico´s, productos femeninos, y Bed Bath & Beyond, de productos para el hogar, que envían cada vez que alguien se inscribe en su lista de correos.

Es una agradable y amistosa bienvenida, pero también va directo al grano: en ambos ejemplos es evidente que se espera que empiece a comprar sus productos de inmediato. Y han incluido convenientemente instrucciones sobre cómo hacerlo, además de atractivos descuentos.

retencion2.jpg

Mensajes de reconquista como campaña de retención


Aquí hay otra situación común. Supongamos que alguien solía interactuar con sus mensajes, pero ha dejado de hacerlo. Los mensajes que enviaría para que vuelvan a interactuar se llaman... mensajes de reconquista.

Estos ejemplos de campañas de reconquista pertenecen a SurfStich, ropa deportiva juvenil, y de Basil Tree, de café. Ambos buscan reactivar al cliente, recordarles que alguna vez gustaron lo suficiente de sus productos como para hacer compras en línea, y un incentivo para hacer un nuevo pedido.

SurfStitch envía a sus suscriptores inactivos un mensaje de 'Hola', haciéndoles ver todo lo que se han perdido desde que están fuera, tanto nuevos productos como marcas recientemente introducidas; ofertas y sus últimas publicaciones en blogs de moda. También ponen en evidencia su política de enviar mensajes a medida para adaptarse a las preferencias del suscriptor.

Basil Tree adopta la técnica de reenganche más comúnmente utilizada. Envían un mensaje de "le extrañamos" y lo combinan con un descuento exclusivo de $25 para reencantar al cliente. Este método funciona mejor cuando el contenido ya no atrae a sus suscriptores.


retencion3.jpg

retencion4.jpg

Mensajes conductuales como campaña de retención

Se basan en el comportamiento de los suscriptores. Mediante el uso de técnicas de marketing automation (es decir, la capacidad de elegir qué mensajes enviar, cuándo enviarlos y a quién enviarlos), se puede hacer llegar mensajes semipersonalizados a diferentes suscriptores en función de su conducta previa.

El comportamiento como base de la automatización puede ser una táctica bastante sencilla de implementar. Por ejemplo, ¿el suscriptor abrió un mensaje en particular, o no? Muchos marketeros reenviarán un mensaje a quienes no lo abran. Para algunos de ellos, estas acciones generan un 30% de mayor tasa de apertura y un 40% más de clics.

En un artículo pasado llamado 10 ejemplos de email marketing conductual se detalla excelentes ejemplos de marcas como Google, Amazon, Netflix y otros.

Aquí rescatamos el ejemplo de Amazon, un verdadero especialista en este tipo de campañas, promocionando libros relacionados a los que el cliente ya compró. Es una oferta altamente personalizada que se alinea a los gustos y preferencias de los usuarios.

retencion5.jpg

Conclusión

Una vez que sepa cómo reconocerlos, verá mensajes de retención en su bandeja de entrada. Eso es porque funcionan. Simplemente tenga en cuenta cómo difieren de los boletines (o newsletters). Éstos, por lo general se envían con una frecuencia regular, independientemente de cómo se comporte un suscriptor. Los mensajes de retención, en cambio, se envían sin una periodicidad definida, según el comportamiento del suscriptor.

Volvemos a usted

Cuéntenos: ¿Está utilizando algún mensaje de retención en su email marketing? ¿Qué tan bien funciona? ¿O tal vez está usando Facebook o Google AdWords en su lugar? Deje un comentario y díganos qué piensa.

 

Descargue gratis el eBook

 

 

 

Topics: MasterBase, Base de Datos, Inteligencia Artificial, Conductuales, Machine Learning, 2018

New Call-to-action